Perlas De Sabiduría: Claves Para El Éxito En Los Negocios

HomeBlog → Perlas De Sabiduría: Claves Para El Éxito En Los Negocios

La semana pasada, mi abuelo, quien sigue involucrado en nuestra compañía como ingeniero y preside la junta de directores, cumplió noventa años.  Les aseguro que a pesar de su edad, su participación en la empresa que él fundó junto con mi padre hace más de treinta y tres años está lejos de limitarse a un papel honorífico.  De hecho, recientemente hizo un trato con mi abuela.  Ella lo deja venir a la oficina por las mañanas, siempre y cuando termine al mediodía en tiempo para llevarla a almorzar.  Hay paz en la tierra.

Mi abuelo ha estado diseñando y construyendo estructuras de acero desde los años 40 en Cuba.  Cuando salió de Cuba con su familia en 1960 tras la toma comunista de Castro, trabajo ocho años en España antes de mudarse a Miami, donde ha residido desde 1968.  En los tres países donde ha vivido mi abuelo, ha sido propietario de su propia empresa.  En mi opinión, la dedicación al cliente, el profesionalismo y la atención al detalle son las características que mejor describen a mi abuelo y su ética de trabajo.  No conozco a un mejor mentor o ejemplo que yo quiera emular – no solamente porque soy su nieto, sino porque también soy el presidente de la compañía que él fundó.

Hace unos años, le pedí que compartiera conmigo sus opiniones sobre lo que hace falta para tener éxito en los negocios.  Sin un momento de vacilación me dijo: “Hacen falta tres cosas…”:

Amar lo que se hace:

Cuando uno considera todo el trabajo, la dedicación y el sacrificio que hacen falta para iniciar y desarrollar un negocio exitoso, es fácil comprender por qué este consejo está en el primer lugar de la lista de mi abuelo.  En sus propias palabras, “Para tener éxito en algo tienes que amar lo que haces.  Si no es así, olvídate. Punto”.

Sencillo pero a la vez profundo.  Mi abuelo no sólo se estaba refiriendo al negocio, sino a la vida.  Albert Schweitzer, ganador del Premio Nobel de la Paz de 1952, escribió, “El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito.  Si usted ama lo que hace, tendrá éxito”.  Quisiera enfatizar este mensaje, que es aplicable a todos los hombres y mujeres en el mundo sin importar su raza u origen étnico, entre nosotros, los hispanos en los Estados Unidos.  El crecimiento sostenido de nuestra población y de nuestro poder adquisitivo sigue fortaleciendo oportunidades profesionales para los hispanos.  No se conforme con cualquier trabajo. Haga lo que ama.

Ser constante más que consistente:

Me tomó un tiempo poder apreciar la diferencia entre estos dos conceptos pero mi abuelo está convencido de que no basta con ser consistente en los negocios.  Para él, eso es demasiado obvio.  Para realmente tener éxito hay que ser constante.  Ser un instrumento pensante continuo de la compañía.  Siempre buscando las soluciones a los problemas.  Siempre pensando en cómo mejorar.

Alcanzar el equilibrio en la vida es clave, y disfrutar del tiempo para descansar es esencial para el cuerpo, la mente y el espíritu.  Sin embargo, uno no se desconecta completamente al final del día.  Es como el horno o el calentador de su casa: puede que la unidad no se esté usando en un momento dado, pero la luz piloto siempre está encendida, lista para encender el equipo que produce el calor.

Estar presente:

En cierta ocasión Woody Allen, el actor y director de películas de comedia, dijo, “Ochenta por ciento del éxito es simplemente aparecer y estar presente”.  No estoy seguro del porcentaje pero, para mi abuelo, estar presente es una de las claves del éxito en los negocios.  Estar presente significa dedicar toda la atención a la tarea del momento o a la persona con quien se está conversando.  Estar presente significa tener un genuino interés en su trabajo y en las necesidades de sus clientes.  También, quizás como decía Woody Allen, estar presente significa aparecerse en el lugar y en el momento preciso – listo para satisfacer las necesidades de sus clientes antes que sus competidores.  Estar presente es más que un acto pasivo.  Se trata de una decisión concreta de participar activamente en su negocio, con su equipo y con sus clientes que además lo conecta a un nivel práctico que lleva a la eficacia.

Estoy seguro que su propio abuelo también compartió con usted perlas de sabiduría que hoy en día usted sigue recordando y apreciando.  En el caso mío, mi abuelo continua enseñándome lecciones de vida que me ayudan personal y profesionalmente.  Considero un gran honor poder compartirlas con ustedes.

Quisiera reconocer a todos los abuelos del mundo.  En nombre de todos sus nietos, ¡gracias!

Comments

  1. April 9th, 2012

    Pablo wrote:

    Guillermo. Siempre tan sabio.
    Manny. Gracias por compartirlo y seguir aprendiendo.